La agencia espacial japonesa (AXA) confirmó la existencia de un objeto artificial entre los vestigios del asteroide Ryugu, los cuales se obtuvieron luego de la misión Hayabusa 2. Estos vestigios del asteroide se obtuvieron durante la segunda operación, lanzada en julio de 2019 y con un recorrido de más de 300 millones de kilómetros.

La JAXA lo confirmó a través de su cuenta de Twitter y asegur´p que aún no se confirmó el origen del objeto. Según los especialistas, puede ser parte del cuerno del proyectil usado durante la recolección de la muestra y no hay indicios de que el material tenga procedencia extraterrestre.