Militar, cantautor, músico y un amante y promotor de la palabra Dios; así se define Marteen Franko, el cabo del ejercito que gracias a su talento logró conquistar al público de Dominicana’s Got Talent, convirtiendo su audición en viral en redes sociales y el más votado en la última semifinal del programa.

En entrevista para Diario Libre, el joven de 26 años se mostró sorprendido del apoyo del público, asegurando que no se esperaba ser el más votado, sobre todo, porque en el show en el que participó todos los contendientes merecían avanzar a la esperada final que llegará a las pantallas de Color Visión el miércoles 10 de marzo a las 8 de la noche.

“Me sentí sumamente bien con los resultados, sorprendido. Yo no lo esperaba, jamás pensé ser el acto más votado, no cruzó por mi gente porque todos mis compañeros eran muy buenos; era una semana de mucha tensión”, confesó Franko.

“De verdad que conocí muchas personas talentosas que considero que la República Dominicana tiene aún más talento del que se presentó en esta competencia. Y que bueno que exista este tipo de programas que le dan un espacio a esos talentos para darse a conocer”, reseñó el joven.

Para su presentación, el cantautor, quien durante la pandemia llevó esperanza con su voz a los residentes de barrios de la capital, señaló que quiso arriesgarse con una canción de su autoría y mostrar nuevas facetas para el público que tanto lo ha apoyado.

Sobre esta experiencia sostuvo, “soy miembro del Ejército y a mí se me pidió una tarea para cantar en los barrios durante la pandemia, pero me dieron luz verde, es ahí, cuando Dios se pone en contacto conmigo y me dice que haga una canción que demuestre la fe y esperanza que solo él puede dar, para mí más que disfrutarlo fue una edificación, el primer transformado fui yo”

Aún con el rostro emocionado por la noche anterior, el cantante confesó que la selección del tema fue hecha con consenso de todo su equipo de trabajo, y les funcionó.

“Quise tocar otro instrumento, la guitarra, porque ya había tocado el piano y otro género que pudiera demostrar que soy versátil, porque la gente está acostumbrada a escucharme sólo en baladas y boleros, pero Dios me ha dado la facultad y el talento para hacer otros géneros también y decidimos elegir esta presentación para eso”, reiteró.

[embedded content]

Militar y cantante

Al ser cuestionado sobre si existe una dicotomía entre la milicia y la música, Franko aseguró lo siguiente: “No es fácil ser militar y cantante a la vez, pero en mi institución me han dado la oportunidad de poder hacerlo. Me han dado la oportunidad de poder servir a la gente y a mi institución a través del canto”, agradeció.

Como puede notarlo el que lo ve en un escenario, Marteen no es un improvisado en la música. De hecho, a juicio de Waddys Jáquez, el juez más estricto de la edición dominicana de Got Talent, ha sido la persona más segura que se ha parado en el escenario de ese importante show de talentos durante su audición. Pamela Sued, otra jueza, lo corroboró y le dio el preciado “Golden buzzer” o Botón de oro.

[embedded content]

“La música llegó a mi vida a la edad de 13 años, vengo de una familia de músicos, mi papá es cantante y músico también y mi mamá canta precioso. El pueblo de donde vengo Villa Jaragua, está lleno de cantantes, de hecho es conocido como el pueblo que canta, y allí en la iglesia tuve mi primer encuentro con la música en la iglesia y así comenzó el proceso, estudiando piano, guitarra y más tarde integrándome en el ministerio sirviéndole a Dios”.

Franko se siente orgulloso de su formación cristiana, de su paso por el programa y el apoyo del público; por esa razón de ganar le encantaría seguir llevando su música por el mundo representando al país y demostrando que en esta media isla del caribe, el talento reboza.

Si quieres que Marteen se convierta en ganador, puedes votar por él, enviando su nombre al 6010 a costo de 19.99 pesos y a través de un voto único en el voto libre de diariolibre.com, sin costo.

Créditos del video: Cámara y edición: Nelson Pulido / entrevista: Jeury Frías