Aunque el presidente Luis Abinader asumió el poder hace seis meses, en su primer discurso de rendición de cuentas ante la Asamblea Nacional este sábado 27 de febrero el mandatario debe presentar las ejecutorias del Gobierno de todo el año y no limitarse a lo que ha sido su gestión.

Así lo establecen los artículos 114 y 128 de la Constitución, que detallan las pautas para la rendición de cuentas del Presidente de la República, en febrero de cada año.

Según el artículo 114, “es responsabilidad del presidente de la República rendir cuentas anualmente, ante el Congreso Nacional, de la administración presupuestaria, financiera y de gestión ocurrida en el año anterior”.

Dicho artículo se apoya en el 128, numeral 2, literal f) de la Constitución que establece que el presidente de la República debe “depositar ante el Congreso Nacional, al iniciarse la primera legislatura ordinaria el 27 de febrero de cada año, las memorias de los ministerios y rendir cuenta de su administración del año anterior”.

La Constitución instruye, además, que la rendición de cuentas debe ir “acompañada de un mensaje explicativo de las proyecciones macroeconómicas y fiscales, los resultados económicos, financieros y sociales esperados y las principales prioridades que el gobierno se propone ejecutar dentro de la Ley de Presupuesto General del Estado aprobada para el año en curso”.

Este viernes, la directora general de Comunicaciones de la Presidencia, Milagros Germán, informó que el discurso de rendición de cuentas de Luis Abinader se limitará a exponer los resultados de su gestión en los primeros seis meses de Gobierno.

La funcionaria dijo que “será un discurso relativamente breve y conciso, con menos protocolo de los que estamos acostumbrados, en el que el señor presidente abordará todas las áreas de trabajo de su Gobierno durante estos últimos seis meses“.