Con el triunfo del Palmeiras en el torneo continental, Brasil tendrá nuevamente ocho cupos para la Copa Libertadores, además de seis plazas para la Sudamericana-2021.

Los equipos brasileños normalmente tienen derecho a siete tiquetes a la Libertadores: seis para los mejores ubicados en la clasificación general del Brasileirao y uno para el ganador de la Copa de Brasil.

Palmeiras amplió a ocho el número de boletos al ganar la Copa de 2020, igual que ocurrió con Flamengo cuando alzó la Libertadores-2019.

El Verdao, el campeón del Brasileirao Flamengo, Internacional, Atlético Mineiro y Sao Paulo tienen paso directo a fase de grupos.

Dos equipos tradicionales, Botafogo y Vasco da Gama, descendieron. En la B los acompañarán Goiás y Coritiba.

Si Gremio vence a Palmeiras en la final de la Copa de Brasil, que se disputará el 28 de febrero y el 7 de marzo, entrará a esa misma ronda. Si pierde, la plaza directa irá para el quinto mejor situado de la tabla, el Fluminense, y el tricolor gaúcho clasificaría a la ronda previa junto al Santos.

De otro lado, Athletico Paranaense, Atlético Goianiense, Ceará, Corinthians, Bragantino y Bahia jugarán la Copa Sudamericana. Todos empezarán en fase de grupos, una modalidad que el torneo estrenará en esta edición.

Bragantino debutará en esta competición y Ceará jugará por primera vez un partido fuera de Brasil, pues en sus anteriores clasificaciones internacionales (Copa Conmebol-1995 y Sudamericana-2011) fue eliminado en las fases iniciales por sus compatriotas Corinthians y Sao Paulo.

Además, la Serie A recibirá a cuatro nuevos inquilinos: Chapecoense, América-MG, Juventude y Cuiabá, que jugará por primera vez en la primera categoría.

Dos equipos tradicionales, Botafogo y Vasco da Gama, descendieron. En la B los acompañarán Goiás y Coritiba.