Dispuso cierre de centros educativos, bares, restaurantes, playas y piscinas, limitaciones horarias del transporte público y piscinas y suspensión de las actividades religiosas.

Cuba sumó este viernes 547 nuevos casos del coronavirus SARS-CoV-2, 32 importados, lo que eleva el total de positivos desde marzo a 17.096, según el parte actualizado del Ministerio de Salud Pública (Minsap).

El país volvió a imponer esta semana fuertes restricciones en gran parte de su territorio, incluida La Habana, para enfrentar una tercera ola de contagios atribuida a la reapertura de los aeropuertos en octubre, el incumplimiento de los protocolos de aislamiento para viajeros y las celebraciones de fin de año.

En las dos primeras semanas de enero se registraron siete récord de casos diarios -el máximo fue de 550 el pasado miércoles- y 16 muertes, lo que ya supera las cifras mensuales de fallecidos desde octubre. Hasta ahora el país acumula 162 decesos, dos de ellos en la última jornada.

Los casos importados siguen en descenso y son ya menos del 10 %, dos semanas después de que se limitara al mínimo la llegada de vuelos desde seis países de la región, entre ellos Estados Unidos, México y Panamá. Desde el día 10 también se exige a los viajeros un PCR negativo para entrar al país.

Los hospitales cubanos atienden en este momento a 7.674 personas: 3.960 casos activos (nuevo máximo de los que 13 están en estado crítico y 27 graves), 2.776 con síntomas sospechosos y 938 en vigilancia epidemiológica.

Por provincias, las dos principales ciudades del país fueron las que registraron mayor número de nuevos contagios, con 148 en La Habana y 88 en Santiago de Cuba, seguidas por la occidental Matanzas, con 82.

Restricciones e impone multas

En la capital, La Habana, que retrocedió a la ‘fase cero’ previa a la desescalada rigen desde el jueves nuevas medidas de contención, entre ellas el cierre de centros educativos, bares, restaurantes, playas y piscinas, limitaciones horarias del transporte público y piscinas y suspensión de las actividades religiosas que implican concentración de personas.

También vuelven a estar vigentes altas multas por el incumplimiento de protocolos sanitarios como el uso de mascarilla, el aislamiento obligatorio para viajeros llegados del extranjero o la celebración de fiestas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *