Higüey. El presidente de la Comisión Civil de Desarrollo de la provincia La Altagracia, COCDEPAL, Darío Yunes García, consideró ayer que la ciudad Salvaleón Higüey se convierte en la «Venecia del Este» cada vez que ocurren aguaceros, por la falta de un adecuado sistema de drenaje pluvial, «en los últimos tiempos la cantidad de viviendas que se ha construido impide que el agua de lluvia se infiltre a través del terreno natural de los solares, trayendo como consecuencia que ese caudal que antes se infiltraba en los espacios vacios de la ciudad, hoy caen en los techos de las viviendas y luego van a los contenes y calles, aumentando la escorrentía pluvial», agregó.

Sostuvo, además, que muchas calles que estaban afirmadas con pavimento blanco(caliche) absorbían las aguas de lluvia quedaron selladas cuando fueron repavimentadas con hormigón asfáltico caliente, y las aguas llegan a los puntos muertos del drenaje natural de la ciudad, «y las aguas que circulaban por su espacio natural, ahora circulan por calles, aceras y contenes, provocando la inundación de gran parte de la ciudad», expresó.

Indicó que «todo eso ocurre cuando las ciudades crecen de manera informal, y Salvaleón de Higüey ha crecido bárbaramente, y es necesario que se construyan las soluciones de drenaje pluvial en la ciudad, porque esas aguas arrastran contaminación, y duran varios días estancadas, creándose focos de contaminación que afectan a la ciudad», agregó el ingeniero civil.

Vista aérea de la ciudad Salvaleón de Higüey.

Darío Yunes explicó que hay dos tipos de solución para resolver el problema, pero una de ellas es muy costosa, que es la construcción de un sistema de alcantarillado pluvial en toda la ciudad; y la otra alternativa es la construcción de pozos filtrantes, como se ha hecho en la ciudad Santo Domingo.

«Pero a esos filtrantes hay que darles mantenimiento y su vida útil es de un año, pero su funcionamiento depende de la generación de los residuos sólidos que le llegue al colector y luego al filtrante», sostuvo.

Asimismo, el profesional de la ingeniería civil y el urbanismo sugirió a las autoridades diseñar un plan de solución al drenaje pluvial a través de filtrantes, por ser la forma más económica para dar al traste con el problema, y esos pozos servirán también como pozos de recarga invertida a fin de alimentar el manto freático, el cual ha ido bajando por la construcción masiva de pozos tubulares para la población abastecerse del agua que usa en el consumo doméstico.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *